HOMENAJE A UN ARRIERO

Octavio Carmona de Manzanares tiene 77 años y toda la vida le han gustado los caballos; fue arriero para Marquetalia, Marulanda, viajaba a los corregimientos de Las Margaritas y Aguabonita. Su hijo Fernando le heredó el gusto por los caballos y trabaja actualmente con uno para cargar; pero dice que ya resulta muy poco trabajo y de eso ya no se puede vivir como antes. Los que tiene actualmente son para vender y comprar eso le ha gustado, también cambalachar le dice él. Tiene 6 hijos vivos y con esto los levantó a todos. Este caballo de la foto lo vendía el lunes de feria 12 de junio por a millón de pesos, le ofrecieron 800 mil pesos pero mejor lo dejó en su pesebrera de la carrera 5 sector Alvaro Rey. Ya no los monta como antes afirma que ya está muy tieso, enfermo y con poca visión y por eso no lo hace.

 

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter