El fabricante de calzado


Adalberto de Jesús Agudelo Moreno, nació hace 52 años en Caicedo (Antioquia), a los tres meses sus papàs se lo llevaron para Frontino, compraron una finca muy grande y allì levantaron a 18 hijos, ya han fallecido 2.

“Estudié toda la primaria en la escuela de la vereda y trabajaba en la finca, allá nos aburrimos y nos vinimos para Manzanares hace 34 años y compramos finca de propiedad de Pablo Idàrraga (Q.E.P.D) en la vereda  Dosquebradas, y seguí en las labores del campo; ya viéndome enamorado de mi actual esposa y dije tengo que emprender algún trabajo independiente y decía pero cual de tantos que hay, pensé en la zapaterìa, sastrería y me fui por la zapaterìa y me enseñó Omairo mi hermano solo a arreglar zapatos, aprendí y dije ya me defiendo, y me independicé y aprendì a hacer calzado, como dijo alguien asì como desbaratò vuelve y arme, recuerdo que el talabartero Obdulio Hernàndez (Q.E.P.D.) trajo un ayudante y le dijo desbarate ese apero y cuando acabò le preguntò y ahora que hago y le respondió asì como desbaratò vuelva y arme, desbaratándolo y volviéndolo a armar los zapatos asì aprendí a fabricar calzado, y hacemos  para Samanà, Bolivia, Manizales y semanalmente en la actualidad sacamos de seis a ocho docenas de bota de puro cuero”

Para evitar reclamos las hace de calidad en solo cuero y da hasta un año de garantía, también hace guayos para fútbol a 25 o 30 mil pesos por mayor. La bota  al por mayor la vende a setenta mil pesos y por unidad a cien y ciento veinte mil pesos. Cuenta con dos empleados que son sus hijos y desea conseguir dos mas cuando le amplíen el local por la calle Bernardo Arias Trujillo donde siempre ha laborado y va a comprar dos máquinas mas. Cuenta con la Guarnecedora, punteadora, terminadora, desbastadora y la loca. Cuenta que cuando está en la casa le ayuda a su esposa que tiene unas cincuenta gallinas, arregla piso, cocina, cree que el destino de la mujer en la casa es una cárcel total y hay que considerarla, se levanta hace desayuno, lava trastos, almuerzo, lava trastos, comida e igual eso es muy duro, también escucha música. Las labores las comienza en su pequeña fábrica desde las cinco de la mañana y sale de 8 a 9 de la noche. El cuero lo consigue en Manzanares en la tenerìa cuando lo hay, si no hay lo trae de Manizales y Bogotà.

Una anécdota: su actual esposa le dijo “usted no se piensa casar y le respondí no me caso con usted hasta que no haya aprendido un arte de tantos que hay, porque casarme y al otro día coger un machete y un azadón y arrancar para la finca no puede ser, seguir haciendo lo mismo toda la vida; y le cumplí levantamos cuatro hijos tenemos casa propia.”

Un comentario

  • vinicio salazar

    Hola Adalberto de pura casualidad he leido su historia en internet, estaba buscando la dirección de calzado jhon castaño bueno espero que le baya muy bíen yo compro calzado en colombia para traerlo a Ecuador espero algun dia conocerlo pues las botas me interesarian saludos cordiales ala distancia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.